Un retoño del Árbol de Gernika se plantará este domingo 26 de mayo en la ciudad sueca de Gotemburgo, en sus Jonsered Gardens, jardines que cuentan con un patrimonio botánico que se remonta al año 1800 y que hoy día son un ejemplo de vanguardista combinación de cultivo ecológico y responsabilidad social. Las Juntas Generales de Bizkaia han donado el retoño como tributo a la ciudad en agradecimiento por haber acogido al Lehendakari José Antonio Agirre en 1941 y haber facilitado desde su puerto su salida y la de su familia rumbo a América, huyendo de los nazis. Acompañará a las autoridades de la municipalidad sueca el coro bilbaíno Garaizarko Matsorriak, que interpretará canciones del folklore vasco.

El acto comenzará a las 15 horas con una conferencia de Ingmar Söhrman, profesor de la Universidad de Gotemburgo, sobre el famoso cuadro “Guernica” que pintó Picasso y sobre la importancia del Árbol de Gernika como símbolo de paz. Abierta a la participación de la ciudadanía, la ceremonia terminará a las 17 horas tras la plantación de un retoño del histórico roble en Herrgårdsparken (Jonsered Gardens).

La coral Garaizarko Matsorriak ofrecerá al día siguiente un concierto con los coros locales Stockholms Manskör y Sangsällskapet DS en la iglesia Sankt Erik de Estocolmo, interpretando folklore vasco, además de piezas de Verdi, Gounod y Josephson. la directora de la formación vasca, Miren Zubieta, interpretará asimismo junto a Hakan Sund, director de Stockholms Manskör la obra «Kontzertua Re menorren» de Luis Aranburu, para txistu y piano. El coro viiajará finalmente a Upsala, sede de la universidad más antigua del país, donde ofrecerán asimismo un concierto antes de emprender el sábado el viaje de vuelta a Bilbao.